El baúl de Pandora

Reservado para los que deseen abrir su mente

Mi opinión (im)popular

Deja un comentario

La izquierda política es un lugar terrible para alguien con tendencia a la autocrítica, de verdad, y, sin duda alguna, y como demuestra la tranquilidad mental de la derecha, el conservadurismo político resulta en una alternativa política tremendamente cómoda al margen de las implicaciones para el mundo de su doctrina. Porque cuando uno sale a la calle y dice que le preocupan los derechos de los animales, o de los gays, o de las mujeres, o el calentamiento global, o la distribucion de la riqueza o algo por el estilo, la vida moderna se lanza sobre nosotros como un enjambre de avispas enfurecidas en forma de contradicciones éticas y morales. El ritmo de vida moderno es, simple y llanamente, incompatible con estas posturas, entre otras cosas porque el mundo tal y como lo conocemos ha sido ideado y moldeado por los padres intelectuales de la actual derecha política, con lo que una persona que defienda todas estas ideas anteriormente mencionadas y muchas mas prácticamente habría de ser reducido a un modo de vida casi ascético para no ser tachado de hipócrita, y, siendo sinceros, no es algo que entre dentro de los objetivos de ninguno de nosotros aunque genuinamente nos importe la naturaleza, los animales, el consumismo desenfrenado o la distribucion no equitativa de la riqueza. Así que la izquierda vive en una esquizofrenia perpetua acentuada desde la caida de la URSS en 1991, que siempre ha permanecido como el contraequilibrio (ficticio) al mundo desenfrenado y sociodarwinista del capitalismo liberal. En ese sentido las premisas de la derecha neoliberal son mucho mas cómodas cognitivamente para un sibarita occidental.

Dicho esto, no es ningun secreto mi cinismo con respecto a la izquierda política, a la que me adscribo habitualmente, por principios, por tradición o por fé, porque, en cierto modo, es mucho mayor pecado traicionar unos valores cuando los has defendido habitualmente que cuando has expresado abiertamente que no te importan. Esta es una de las razones que en su día marcaron mi relación con el Movimiento 15-M, y que ahora se traducen en una abierta aversión por la figura de Pablo Iglesias y el partido que representa.

Parece, a juzgar por la situación actual, que Podemos es un partido exento de cualquier crítica que se le haga por parte de alguien que no sea un reaccionario, y que estar en contra de Pablo Iglesias es equivalente a ser una especie de fascista, o peor aún, un colaboracionista con el estado actual de las cosas. El hecho de que el grueso de las críticas que el señor Iglesias y su formación recibe sean considerablemente bastas y con una cierta recurrencia al insulto no ayuda precisamente a modificar esta situación, y, de otra forma, es casi un regalo del cielo para el líder de Podemos. Los seguidores de Iglesias ciertamente no aceptan demasiado las críticas, pero el grueso de las críticas no dejan demasiado lugar a la argumentación, en favor de el abierto desprecio, en el mejor de los casos, ambas cosas, naturalmente, son una distorsión grave del debate político y social, lamentablemente, ya muy distorsionado.

Pero debatir de política, a decir verdad, nunca es civilizado. Ni siquiera este post. Por mas que lo intentemos nuestras ideas siempre representarán el progreso, y las de los demás el estancamiento en el mejor de los casos y la destrucción en el peor.

Volviendo al tema, inicialmente recibí el 15-M con escepticismo, esperaba, a decir verdad, una manifestación mas de una izquierda autocomplaciente, demasiado segura de su propia pureza moral y de modales templarios, como viene siendo tradición en este país.El trasfondo: La lamentable gestión del gobierno de Zapatero y la catástrofe anunciada de una victoria del Partido Popular en las municipales de ese año. A decir verdad, no fue así.

El descontento popular se materializó rapido en una mezcolanza de todo tipo de españoles que abarcaba desde la derecha moderada (mal llamada en aquel entonces Gallardonista) a, si, la extrema izquierda e incluso la extrema derecha hizo un cameo (Ynestrillas pasó por allí, lanzó un par de discursos, vio que no convenció y se fue, igual que Willy Toledo). En contra de lo que hay quien dice hoy por hoy, los primeros dias del Movimiento 15-M fueron espontaneos, hasta bonitos, e inclusivos, sorprendentemente inclusivos. Recuerdo que se increpó a un hombre por portar la bandera republicana (en aquel momento el movimiento renegaba de toda bandera y estandarte) y se acogió con el ceño fruncido a IU y la recien formada UPyD cuando intentaron secuestrar el movimiento para su causa. Pero claro, siendo esto España, una utopía no puede durar demasiado.

El esfuerzo del movimiento (hablo del movimiento porque, al mas puro estilo mente colmena, se configuró y se definió a si mismo sin ninguna cabeza visible) por la creación de una organización desorganizada (las comisiones y las asambleas) y a dar cabida a pensamientos alternativos (grave error, porque a veces los pensamientos alternativos son alternativos por una razón) pronto dieron a una manifestación popular una estructura de partido, sin ser un partido y alegadamente sin vocación de serlo. Y como en cualquier partido, pronto la homogeneizacion de las bases fue un elemento obligatorio. Así que el campamento de Sol pronto se convirtió (y esto es real) en un lugar donde individuos cuestionables clamaban sobre la homeopatía, la verdadera autoría de los atentados del 11-S, los reptilianos y la entonces cuestionable existencia del bigote de José Mº Aznar. Por no hablar de que en este punto, tener un pene hacía que básicamente cualquier cosa que hicieses fuese mal vista por ciertos sectores.

Este giro alienó (no pun intended) pronto a la derecha moderada, a la izquierda moderada y, en general y muy al final, a cualquiera que no tuviese la cabeza llena de serrín (el lector mas cercano emocionalmente al 15-M puede considerar, llegados a este punto, que esto se trata de un insulto).

Para mayor detalle de lo que llegó a ser el 15-M en sus ultimos dias mainstream compartiré una anecdota real que ya he mencionado en otras ocasiones:

Me acerqué a la primera reunión de mi barrio cuando el 15-M decidió descentralizarse. Estaba previsto que la asamblea comenzase una reunión a las 11:00, y allí me presenté, en el parque, donde no había nadie. Di cinco o seis vueltas al parque y envie cuatro o cinco SMS (ya ha llovido) y nadie apareció, hasta que me abordaron tres tipos con una camara de video, les pregunté si venian a la asamblea, pero me confesaron que a ellos realmente les daba igual la asamblea, querían grabar un documental para su asignatura de la carrera de Comunicación Audiovisual de la Universidad Rey Juan Carlos. Así que alli nos quedamos los cuatro, cuando apareció una señora. Era bajita, rechoncha y con el pelo cardado y vestía como de mercadillo, y se nos acercó diciendo que venía a la asamblea, que estaba emocionadisima porque el 15-M estaba lleno de corazones abiertos, y que eso era genial porque estabamos cercanos a la Noosfera. Nos relató que, debido a la cercanía de la Tierra con Nibiru, que culminaría el día de diciembre predicho por los Mayas, los seres humanos abandonariamos nuestras ansias terrenales y nos fundiriamos en una unidad emocional que nos haria avanzar hacia una nueva era. El lector probablemente se preguntará como recuerdo esta patochada, pues porque choca ver a una maruja de barrio soltandote una chapa esotérica-monguer, la verdad. No parecía ella, a decir verdad, muy segura de que era lo que habian predicho los mayas y que era lo que iba a pasar después porque, citando textualmente “Cuando llegue Puri os lo explicará mejor porque la Puri sabe mas de esto”. Aparentemente en mi barrio había un colectivo de neohippies menopausicas, y culpo de esto a la popularización del Pilates y el Yoga entre mujeres que no tienen suficiente sexo con sus maridos.

Así que la mujer sacó un bloc de notas y nos preguntó qué nos hacia felices, a lo que los chavales que estaban allí y yo nos miramos con cara de “a ver que le respondemos a esta” y yo, para que se callase, le dije que “El chocolate”, y me miro con cara de profundo desprecio y me dijo que “No me estaba tomando el salto espiritual en serio”. Whatever.

Al final la mujer se marcho “A Sol porque alli tienen la mente mas abierta” (Dios…) y todo pareció que volvia mas o menos a la normalidad.

Vinieron un par de afables vejetes que aparentemente no se conocían de nada, y la conversación fue una cosa como describo a continuación (¡Lo juro!)

-Me alegra mucho que los jóvenes por fin decidan hacer algo

-Si, ya era hora de que alguien plantase cara a estos hijos de puta de políticos.

-Me recuerda a cuando eramos jóvenes y nos movíamos.

-Hicimos grandes cosas, si…

-Nos reuniamos con el PC

-¿El PC? ¿Esos cabrones que iban por ahi matando gente?

-¿A que gente mato el PC, A VER?

-Me acuerdo que venian a por los de derechas y se los llevaban a dar el paseillo

-¿Y los de Franco, que? ¿Eh? ¿Que estaban todos los muertos amontonados ahi en la carretera de Canillas?

-Ah, ahora resulta que solo mató Franco.

Y así. No se como acabó la conversación, les dejé ahí con sus bonitos recuerdos.

Total que por fin se hizo la asamblea del copón, había un grupillo de anarquistas (ya sabeis, punkarras tipicos de barrio) y el resto gente normal, y un portavoz, y la cosa fue como sigue (Tambien lo juro).

Portavoz: Bueno, vamos con el primer punto del día, exigimos a nuestros políticos que abandonen la corrupción y que realicen medidas para que esta sea castigada adecuadamente ¿Alguien en contra?

Notese que en el sistema del 15-M una persona en contra, aunque solo sea una, puede llegar a anular algo.

Anarquista: Si, nosotros

Portavoz: ¿Por qué?

Anarquista: Porque no creemos en los políticos

[Discusion de 15 minutos]

Portavoz: Pero coincidiras conmigo en que hay políticos.

Anarquista: si

Portavoz: Y estaras de acuerdo en que no sean corruptos

Anarquista: si

Portavoz: ¿Sigues estando en contra?

Anarquista: Si

A lo que siguió

Portavoz: ¿Alguien quiere aportar algo a esto?

Vecino: En las Cárcavas no hay fuentes

Portavoz: Los asuntos locales vienen luego, ahora estamos con asuntos a nivel de estado

Vecino: Pero es que mi niño tiene sed cuando salimos al parque y no hay fuentes

Portavoz: ¿Alguien mas?

Vecino #2: Yo apoyo lo de las fuentes.

A lo que siguió una ardua discusión sobre fuentes.

Estas anécdotas no tienen por intención vilipendiar el 15-M, y el hecho de que evidentemente significó algo para este país, sino dar una muestra de lo que llegó a ser el 15-M en sus ultimos días, y como cada vez mas y mas gente fue abandonando el movimiento (odio esta palabra, de verdad) hasta que al final muy poca gente acudía a las asambleas y comisiones, como es normal.

Hay quien dirá que el 15-M jamás murió, que sigue vivo y que marca una nueva forma de hacer política, con lo que no estoy de acuerdo. Que se sigan organizando asambleas y comisiones no quiere decir que el 15-M siga vivo, y desde luego ya no es representativo, aunque aparentemente si lo sea el Partido de Pablo Iglesias, que nace directamente de la forma de hacer las cosas en aquellos dias.

Dicho esto, considero, en primer lugar, que el 15-M fracasó al inspirar a la sociedad española y a los partidos que la representan en una madurez y una forma inclusiva y cooperativa de entender la democracia, y en su lugar, acabó regresando a las formas partisanas y un tanto zelotas que se repiten constantemente en la historia de este país desde el fin de la guerra de la independencia, y en segundo lugar, considero la materialización ultima del fenómeno en el partido liderado por Pablo Iglesias en la corrupción definitiva del espíritu del 15-M que comenzó como un foro abierto sin una linea política establecida. Los partidos tradicionales han fracasado, a su vez, en escuchar lo que los españoles pedían en esos primeros dias del 15-M (Y eran cosas muy claras) y Podemos se convierte en una fuerza corrupta desde el momento en que nace en la cresta de la ola de la desafección.

Y criticando personalmente a Pablo Iglesias, del que vamos a obviar los discutidos y discutibles argumentos sobre su relación con Venezuela, su relación con la izquierda abertzale, su relación con la pésima gestión de la Universidad Complutense, etcetera, etcetera. Porque en lo que respecta a su programa, cuando eliminamos las palabras bonitas que apelan a un país miserable, hemos de suponer que hay una ideología, y si esa ideología no es la mia, los vicios de los que yo acuse a Podemos a ese respecto serán para ellos sus virtudes.

No tiene mucho sentido criticar el programa de un partido político en tanto que a si mismo, si no se va a argumentar por qué eso está mal, y aun así, lo que está mal y lo que está bien resulta discutible. Haber sido asesor de un gobierno como el de Venezuela es ser cómplice de un gobierno que asesina, y que condena a la ruina social y económica a sus ciudadanos cuando están disconformes con su gobierno, exactamente lo mismo de lo que el Sr. Iglesias hace responsable a los bancos. No iré tan lejos de decir que Iglesias aprueba las actividades de ETA, pero evidentemente considera legitimas las posturas de los abertzales, y la catadura moral necesaria para eso la dejo a juicio del lector. Respecto a la Universidad Complutense, que Iglesias pertenezca a la misma corriente ideologica e intelectual que el Sr Carrillo, un Rector lamentable y moralmente reprochable que ha llevado a la Universidad mas allá de la salvación, es relevante en tanto a que conozcamos mas detalles a este respecto.

Pero la ideología de Pablo Iglesias es algo que realmente me da igual, presenta un programa de izquierda radical con el que puedes estar de acuerdo o no, y votarás en consecuencia. Pero ¿Es realmente Pablo Iglesias honesto con los ciudadanos? La respuesta a esa pregunta, desde mi punto de vista, es no.

Pablo Iglesias, tertuliano profesional y con un programa de television, La Tuerka, que roza en numerosas ocasiones la teoría de la conspiración, se hace fuerte diciendo en los programas de television lo que los ciudadanos dicen en los bares (como los de Intereconomía, fijate tu), con una aproximación a su exposición mediática cercana al culto a la personalidad (con photoshoots incluido), se enfrenta a las críticas con la burla y la indiferencia (Tampoco ayuda que la mayoria de sus criticos sean imbéciles) y acusa a sus detractores de no haberse leído su programa electoral. Pablo Iglesias, tus votantes, los que te van a sacar de tener mas votos que IU tampoco se han leido tu programa electoral, confían en ti bajo la asunción de que la izquierda cuida mas de ellos que la derecha, y que montas el caballo zombificado del 15-M, con todo lo que supuso para este país. Estás utilizando la miseria de miles de ciudadanos para tus propios fines, enfocando su descontento como nadie ha sabido hacerlo, de lo contrario, y de tener realmente vocación política e interés por cambiar las cosas, habrías fundado Podemos antes.

¿O es que hace ocho años todo iba genial? ¿El capitalismo neoliberal funcionaba bien hace ocho años y no funcionaba ahora? ¿Por que presentar Podemos en el momento cumbre de la debacle de los dos grandes partidos?

Pero eso no es todo, querido lector, porque Pablo Iglesias no es el malo de esta historia. Veamos, Jordi Pujol, aparentemente, lleva treinta años robando dinero público, como muchos otros. Pascual Maragall fue muy explícito hace ya casi 10 años y en los noventa se sabe que muchos periodistas lo sabían y nadie lo publicó. ¿De verdad creeis que habria marcado una diferencia que lo hubieran publicado? ¿Acaso a la gente le importó FILESA, o GESCARTERA? a nadie le importó, ocupaba telediarios y decias “que cabrones”, y ya. Querido ciudadano español media, ahora te jode porque estás en la miseria, y Podemos te ofrece la sensación de que se hará justicia, y de que aquellos que te enviaron a la miseria pueden llegar a temblar en sus cómodos sillones, y realmente no es justo que estés en la miseria, porque te han engañado. Te dijeron que siempre tendrias dinero y un futuro, pero hay una parte de responsabilidad en el hecho de dejarse engañar ¿No?.

¿Quien pedía prestamos a todo trapo porque la tasa de repago era muy baja? Sabíais que tendríais que pagarlos, y en el fondo de vuestros corazones, sabíais que los términos del contrato podían cambiar unilateralmente en cualquier momento, pero queríais ir a Disneyland, o al Caribe. Si, el Gobierno os dice que habéis vivido por encima de vuestras posibilidades, el gobierno es cínico diciendo eso porque el Gobierno es responsable de una estafa masiva a los ciudadanos de este país desde prácticamente la promulgación de la Constitución de 1978 pero ¿Quien permitió la destrucción del litoral mediterraneo en pos de una industria basada en el sexo y las drogas? Sabíais lo que era, la gente follaba y se drogaba, pero dejaban mucho dinero, y ahora solo hay vómitos, holandeses muertos y putas sidosas en las ruinas de los apartahoteles, y en Valencia el PP sigue siendo una fuerza arrolladora porque es capaz de garantizar el nivel de vida de quienes realmente siempre lo han tenido ¿De verdad pensabais que eso no iba a tener fin, que ibais a estar siempre a remolque de los ricos y los primos con pasta?

¿Donde estabais cuando Jaume Matas gastó 6000 del erario en un puticlub de Moscú cuando era embajador en Rusia, allá por 2001? Salió en los periódicos. ¿Donde estabais cuando se construian pisos y pisos sobre terrenos no urbanizables y poblados chabolistas, que sabiais que nadie iba a poder permitirse? ¿Cuantos decidisteis comprar un piso porque era una “inversion”? ¿Cuantos dejasteis de estudiar para trabajar en la construcción? ¿Donde estabais cuando los fondos de las universidades eran lamentables ya en los noventa?

En definitiva, y para no hacer esto mas largo y excesivamente increpatorio. ¿Donde estabais en los noventa? Preguntaos con la mano en el corazón donde estabais en los noventa, que hacíais y que pensabais entonces, preguntaos si vuestro comportamiento como seres individuales entonces afectó en algo a la situación actual, tanto general como personal, si teneis alguna responsabilidad. Y si la sociedad española deja de repartirse las culpas y empieza a darse cuenta de lo que han sido estos ultimos 30 años en realidad, mas allá de las fantasías escapistas que os ofrece Pablo Iglesias (“Ah, entonces ¿A quien votamos?” Buena pregunta, amigote) a lo mejor este país se recupera algún dia, si no, seguiremos cayendo en la misma piedra en la que llevamos tropezando desde que metimos en la carcel a los autores de la Constitución de 1812 y recibimos a Fernando VII al grito de “¡Que vivan las cadenas!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s