El baúl de Pandora

Reservado para los que deseen abrir su mente

La carta

Deja un comentario

Este es un homenaje a Mercé Rodoreda y a su relato “Una carta”. Espero que os guste.

“¡Ay doctor! ¡No pude evitarlo! Es que iba a empezar y me cagué las patas abajo. No era capaz de hacer otra cosa. Ya le digo, que me iba a poner y ¡fiun!, derecha al váter. Esto no puede ser nada bueno, doctor. Nunca me había pasado, claro que nunca lo había intentado. Ya sabe usted que estas cosas son complicadas y cualquier no se pone a hacerlas, así, como quien fríe un huevo. Mis amigas me dicen que hay que tener valor y, sobre todo, ganas. Porque ponerse a ello… ¡y en verano! Ya le digo que me fui las patas abajo y no lo pude evitar. Déjeme que le cuente, doctor. Verá, era por la mañana, no tan temprano como se pueda esperar, y hacía un poco de frío, pero que conste que por el frío no fue, que yo duermo con una manta y un plumas; y cuando duermo con mi marido tengo hasta calor. El pobre se levanta todos los días a las cuatro de la mañana para cobrar menos de cuatro cochinos euros la hora, en la factoría del tío Kirico. Esta semana está vacunando pollos, y a pesar de eso, se queda conmigo en la cama todo lo que puede, aunque yo me quede dormida y no le escuche lo que me susurra al oído, siempre algo que se inventa en su rato de descanso, mientras come el bocadillo de atún marca Día, que le hago el día anterior.

Su madre es una pesada y siempre llama a la puerta en el momento más inoportuno: “¡Pepito, hijo, que te tienes que ir a trabajar!”. Y para más inri, se va alejando de la puerta mientras dice “…anda que… que le tenga que despertar su madre cuando tienes pelos en los huevos y mujer en la cama… ¡tiene tela!”. Y lo dice en voz alta, al menos lo suficiente para que lo oigamos con claridad. Creo que puede haber sido ella. Por eso me he ido por las patas abajo. Me tiene que haber echado algo en el café. Por si fuera poco, cuando llego a la cocina por las mañanas, me dice que ha tirado la birria de bocadillo que le he hecho a su hijo a la basura. Dice que ella le ha preparado uno de chorizo del bueno, de los que siempre le ha hecho para la merienda. Siempre me muerdo la lengua. Esta mañana le pregunté si quería que la ayudara con la comida y ella me respondió que con las manazas que tenía lo echaría todo a perder, y que por desgracia, ella no podía despedirme de allí, como hicieron en la tienda, hace unas semanas. Así que aguanté la respiración y me fui a nuestro cuarto, lo único nuestro, por lo que se veía, aunque la puerta y la limpieza eran suyas.

Así que ya ve, doctor, en esas estamos. Y encima, cuando me voy a poner a ello, me voy por las patas abajo. No puedo evitarlo. Sólo son tres páginas, al menos, en las que me quiero concentrar ahora. Me las ha impreso la chica que trabaja en el cíber. La verdad es que es una chica majísima; me ha puesto en contacto con la de la papelería del pueblo de al lado, que tiene de todo, hoy me ha traído los libros. La verdad es que ha sido una alegría, después del intercambio de palabras con mi suegra. Aún no se lo he contado a mi marido: quiero darle una sorpresa. Pero claro, si cada vez que me voy a poner con ello me cago patas abajo, ¡pues vaya! Lo que le digo, doctor, es que cogí todos los papeles y los libros y me fui a casa de Agustina, la de la lechería, que estudió con mi abuelo y siempre me dice que su casa es como la mía. Fue ella la que me aconsejó que buscara los papeles, hace ya varios años. Con el trabajo de la tienda, me pareció un poco tonto. Pero después de todo lo que ha pasado…¿ Qué puedo hacer, doctor? ¡Es que me cago viva! ¡Y sólo con leer el título! Si fuera más joven… Pero es ahora cuando no hay más salida. No puedo evitarlo, doctor. Me voy las patas abajo sólo con leer las seis primeras palabras: Oposiciones a la Administración del Estado…”

Anuncios

Autor: Lidia Campo Almorox

Licenciada en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid, con Master de Formación del Profesorado en Secundaria y Bachillerato. Escritora aficionada de relato y poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s