El baúl de Pandora

Reservado para los que deseen abrir su mente

La hormiga que quería trabajar de hormiga

1 comentario

Hemos oído en numerosas ocasiones que “la cultura nos hace libres”. Hoy con Internet, tenemos la posibilidad de que esa libertad llegue a cada casa, a cada ordenador, a cada móvil. Pero es de vital importancia que esa cultura sea de calidad. ¿A qué me refiero con el término “calidad”? A que consiga abrir las mentes de todo aquel al que le llega, que haga reflexionar y replantearse ideas que creíamos ciertas o falsas cuando lo que existen son distintas percepciones de una misma realidad.

Esta es mi presentación en este blog, en el que, tanto mis compañeros como yo misma, haremos todo lo posible por hacer llegar a las personas que nos leen una cultura de calidad.

“Había una vez una hormiguita muy trabajadora. Su sueño era cumplir la mayoría de edad y ayudar a toda la comunidad hormiga con su esfuerzo diario. Pero había un problema: no había empleo de hormiga. En el INEM de los insectos le dieron varias opciones:

–  ¿De qué nacionalidad es usted?

–   Hormiga española.

–   ¿Para qué ha estudiado?

–   Para ser hormiga.

–   ¿Tiene experiencia?

–   No, sólo lo que he ayudado en casa. Pero soy muy despierta, aprendo rápido y me gusta trabajar.

La empleada del INEM insectil la miró fijamente y dijo por lo bajinis:

–   Ya, como todas.

Y a nuestra pobre hormiga se le comenzó a borrar la sonrisa de su cara hormiguil.

–   Entonces, ¿no tengo ninguna posibilidad de trabajar?- preguntó temerosa

–   Bueno…- la empleada puso cara de escéptica- es que lo que usted pide es muy específico. Si abre un poco sus miras de futuro…

La hormiguita respiró hondo antes de contestar y sonrió.

–   De acuerdo, ¿qué otras ofertas tiene?

La empleada consultó su ordenador.

–   Hay un empleo de pulga en un perro muy cercano. La jornada es a tiempo completo, pero incluye la comida.

–   Pero… ¿no soy un poco grande para ese trabajo? Además, no tengo ni estudios en ese campo.

–   Cierto; pero si usted pone en su curriculum que tiene experiencia en alguna otra mascota, a lo mejor ni se dan cuenta. Total, sólo hay que morder. Hasta un piojo podría hacerlo. Y los viajes están incluidos…

–  ¿Hay que viajar?- soltó la hormiguita asustada-. Tengo resistencia para soportar mucho peso, pero no para andar largas distancias.

–  Bueno, no será para tanto… Además, usted es joven. No le va a pasar nada por viajar y ver mundo. Piense en todas las ventajas que eso conlleva.

La empleada hablaba ya deprisa y nuestra hormiguita cada vez se arrebujaba más en su silla.

–   Entonces, ¿lo toma o lo deja?- comentó impaciente la empleada.

–   Pues…me lo tengo que pensar.

–   ¡Pensar!- voceó la del INEM insectil- Es el trabajo de su vida ¡y ni se da cuenta de ello! Así va España…

–  Pero es que… yo lo que quiero es ¡ser hormiga!

–   Eso es lo que le han dicho pero ¿y si pudiera ser avispa? Por aquí tengo una oferta para la construcción de un panel en el patio contiguo…

–   Pero… ¡si no tengo alas!

–   ¡Pues vaya una tontería! Hoy en día le pueden hacer un arreglillo en cualquier parte y ponerle una tela de araña-paracaídas.

–   Lo siento, pero ¡no quiero estas ofertas!- la hormiga estalló, levantándose de su asiento- esperaré hasta que salga una vacante de hormiga- soltó, con toda la entereza que pudo.

–  ¡Así es como los jóvenes desaprovechan oportunidades y tiran su vida a la basura! Claro, como quieren vivir bien y no mover un dedo para ello…

–   Buenas tardes.

Nuestra hormiguita salió de allí tan agobiada y triste que decidió montar un INEM propio, del que las hormigas como ella salieran esperanzadas. De esa manera, trabajó en algo productivo hasta que salió una vacante de hormiga, sin tener que marcharse al patio de al lado”.

Anuncios

Autor: Lidia Campo Almorox

Licenciada en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid, con Master de Formación del Profesorado en Secundaria y Bachillerato. Escritora aficionada de relato y poesía

Un pensamiento en “La hormiga que quería trabajar de hormiga

  1. Ojalá hubiera más hormiguitas como ésta… así hormiguitas como yo no tendríamos que irnos al patio de al lado… Muy bonita y crítica historia =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s